Conversamos con Gabriela Friese, #DocenteGC, sobre la formación en emprendimientos creativos.

 

1. Sos Lic. en Letras de la UBA, con orientación en lingüística ¿Cómo fue que te orientaste a los estudios de investigación de mercado?

Comencé a trabajar en investigación de mercado cuando aún estaba cursando mis estudios, al principio fue una salida laboral (yo era asistente de proyectos en una consultora de investigación de mercado). Luego, comencé a especializarme en técnicas cualitativas de investigación, creo que lo que me motivaba (¡y aún hoy!) era poder escuchar discursos, opiniones y luego interpretarlos; “leerlos” entre líneas o desde una mirada curiosa.

Luego descubrí que mi formación académica me aportaba un diferencial, dado que la mayoría de los profesionales de investigación de mercado son psicólogos o sociólogos. La lingüística se interesa por el lenguaje en uso; y la investigación de mercado nos permite conocer hábitos, creencias, percepciones mediadas por la palabra: escuchamos lo que los consumidores nos cuentan.

 

2. ¿Cómo te parece que beneficiaría el curso a distintas personas que estén interesadas en emprender un proyecto o se encuentren en las primeras etapas del mismo?

El curso creo que es una gran herramienta para sumarle estructura teórico-práctica a los proyectos en sus primeras etapas. Esto quiere decir que los alumnos puedan valerse de herramientas concretas para pensar, planificar, organizar y proyectar sus proyectos.

Entiendo que suelen ser proyectos que surgen con mucha pasión y entusiasmo, el curso le suma a eso cierta “objetividad”, clave para su éxito.

 

3. ¿Nos contarías de qué se trata tu materia en el curso de Creación y Gestión en Emprendimientos Creativos y a quiénes puede estar dirigida?

Mi materia se llama “Técnicas de Investigación de Mercado” y está dirigida a emprendedores. Durante la misma, desarrollamos los principios metodológicos de la investigación de mercado, para qué sirve, cómo se aprovecha e implementa. Además, cuáles son las técnicas disponibles, sus ventajas y desventajas según el objetivo planteado y el alcance de la investigación. Los alumnos, al finalizar el módulo pueden plantear una investigación de mercado para sus propios proyectos. 

 

 

 

4. ¿Es posible a través de una investigación de mercado saber el éxito o fracaso de nuestra idea? ¿Cómo? 

En términos totalitarios no, pero es un excelente termómetro para preveer su posible éxito o fracaso.

Si se realiza una investigación cuantitativa, que nos da resultados con validez estadística, es posible acercarse a una respuesta sólida si el objetivo es muy concreto. Por ejemplo: intención de compra.
Las cualitativas, de manera complementaria, nos permiten no solo conocer el potencial de nuestra idea, sino en qué pilares se apoya la motivación del consumidor y entender los por qué de las debilidades de nuestra idea. Y, por supuesto, también entender por qué nuestra idea es un acierto y potenciarla. 

 

5. Sabemos que no juzgar las conductas del consumidor es todo un desafìo ¿Cómo es posible no hacerlo con el fin de obtener una buena investigación de mercado?

Claro que sí, es un gran desafío. Y es posible no juzgar. Tenemos varias herramientas.

La primera de ellas, ideal pero en ocasiones inviable en proyectos pequeños, es que otro profesional no involucrado con la idea lleve a cabo la investigación de mercado. De esta manera se evita el sesgo principal, e inevitable, de investigar el potencial de nuestra propia idea. 

 

"...siempre recordar que juzgar comportamientos no amplía nuestra mirada, la achica."
 
La segunda herramienta: comprometerse conscientemente con la técnica, ejercitar la mirada “objetiva” y siempre recordar que juzgar comportamientos no amplía nuestra mirada, la achica.
La tercera, y quizás la más “artesanal”, es pensar que los comportamientos y elecciones no son ni buenos ni malos, simplemente ocurren. Podemos pensar en alguna elección básica de nuestra vida cotidiana e intentar juzgarla a favor o en contra y así veremos que ninguna de las dos miradas es válida. ¿Está bien o está mal tomar Coca Light en lugar de Coca Cola? No es posible juzgar esa elección, no está ni bien ni mal. Simplemente, es la gaseosa que elegimos. 

 

6. ¿Podés contarnos hacia dónde se orientan las técnicas de orientación de mercado? ¿Dónde están los retos y desafíos?

Sin duda las técnicas se están adaptando las nuevas tecnologías. Por ejemplo, suelen hacerse investigaciones con adolescentes utilizando una app para que respondan preguntas, suban fotos, guarden videos, todo desde su celular y en tiempo real. También se realizan investigaciones con foros online, diarios online donde se suben fotos de compras y luego se utilizan como fuente de discusión durante focus groups o entrevistas.

Los retos y desafíos creo que son las nuevas formas de consumo y el cambio constante en nuestra sociedad.

 

*Gabriela Friese dicta el módulo “Técnicas de Investigación de Mercado” en el Curso de posgrado en Creación y Gestión de Emprendimientos Creativos. Hacé clic AQUÍ y conocé más sobre el curso que inicia en septiembre.